«Cuando era niño, me gustaba usar el perfume de mi madre. Cuando crecí, quería saber cómo hacer perfumes por mí mismo; pero en Tailandia no había una universidad donde pudiera aprender perfumería, así que fui la universidad para aprender a hacer películas, mi otro interés en la vida. Después de acabar mi grado, me di cuenta de que me había perdido algo importante en mi vida: ¡quería hacer perfumes! ¡Quería crear algo! ¡Quería contar historias a través de los aromas!

Entonces, cuando tuve la oportunidad de ir a Grasse, Francia, para el Festival de Cine de Cannes, solicité cursos de 4 semanas de perfumería. Cuando regresé a Tailandia, ya no quería hacer simplemente películas; quería enseñarles a los estudiantes a hacer películas y perfumes. Así que encontré un trabajo en la compañía de perfumes, The Perfumer’s World, en Bangkok y comencé a aprender allí hasta que decidí crear mi propia marca».

Have no product in the cart!
0