Originalmente formado como arquitecto, el perfumista italiano Antonio Gardoni descubrió cómo compartir su pasión por la naturaleza y los olores mediante la creación de una producción extremadamente pequeña de perfumes hechos a mano bajo la etiqueta “Bogue Profumo”.

“Bogue Profumo” es el resultado de un proceso continuo de experimentación, cuyo objetivo es crear fragancias contemporáneas con técnicas antiguas e intuiciones modernas. A partir de su formación en arquitectura y diseño, Antonio aprendió a construir por capas y a pensar por sustracción. Sus perfumes son salas para descubrir su estado de ánimo, textura, luz y color.

Antonio Gardoni ha participado durante tres años consecutivos como juez en los premios “The Art and Olfaction Awards” en la categoría independiente.

Have no product in the cart!
0